Aceite de coco

El aceite de coco se ha convertido en uno de los ingredientes de moda tanto en las cocinas como en el mundo de la cosmética. Pero si todavía no conoces bien qué es el aceite de coco, cómo se obtiene o cuáles son sus principales beneficios te los mostramos en este post.

Aceite de coco

Qué es el aceite de coco

El aceite de coco es un aceite vegetal que se obtiene a partir de la fruta de coco. Este aceite tiene hasta un 90% de ácidos grasos saturados, a diferencia de otros aceites como el aceite de oliva donde priman los ácidos grasos monoinsaturados.

Existe una literatura cada vez mayor respecto al aceite de coco y aunque su consumo en exceso no se recomienda porque incrementa el colesterol malo (LDL), lo cierto es que sí cuenta con interesantes beneficios para la salud, tanto si lo ingerimos como si lo usamos en tratamientos de belleza.

Usos más comunes del aceite de coco

El aceite de coco tiene multitud de usos en la actualidad, pero quizás los más interesantes son los siguientes:

Quemar grasa abdominal

El aceite de coco se suele usar para incentivar cambios en el metabolismo que ayuden a reducir la grasa acumulada en la zona abdominal. Esto es posible gracias a que favorece la oxigenación de las grasas y estimula al organismo para que consuma estas reservas energéticas evitando su acumulación.

Acondicionador de cabello

El aceite de coco proporciona una elevada hidratación al cabello gracias a que tiene una composición que penetra con gran facilidad en el interior. Además, al contener un buen número de minerales, ayuda a cuidar el cuero cabelludo así como a evitar la caída prematura del pelo.

Favorece la rápida cicatrización

El aceite de coco cuenta con cualidades naturales que ayudan a cicatrizar heridas, quemaduras o contusiones de forma más rápida. Esto es gracias a su poder hidratante, a que proporciona un alivio de los síntomas y a que crea una barrera protectora que ayuda a regenerar de forma más rápida el tejido dañado.

Desodorante

El uso como desodorante del aceite de coco es también muy común entre quienes desean un desodorante natural y sin productos químicos. Normalmente se aplica unas gotas de aceite de coco a una mezcla para que aporte el aroma a coco que resulta tan agradable.

Eliminar tapones de cerumen

Un uso por el que el aceite de coco se ha vuelto realmente popular es por su eficacia a la hora de ayudar a eliminar tapones de cerumen. Normalmente se recomienda su aplicación a través de unas gotas de aceite a temperatura tibia durante unos minutos en el oído, aunque hay que tener mucho cuidado con que no esté demasiado caliente. Los tapones auditivos causados por el agua o por cambios de presión se eliminan rápidamente.

Cómo se obtiene el aceite de coco

Para obtener el aceite de coco tal y como lo podemos adquirir en un establecimiento existen diferentes métodos de extracción. Los principales son los siguientes:

Extracción mecánica

En este método de extracción del aceite de los cocos primero se separa de la corteza, luego se coloca la carne del coco en una prensa para extraer la leche de coco. Una vez extraída la leche se vuelve a colocar en la prensa la carne de coco sobrante y se centrifuga de nuevo para que por fin extraiga el aceite de coco para su recolección.

Prensa RAM

La prensa RAM es muy utilizada para conseguir aceite de coco gracias a que se consigue un aceite de gran calidad sin necesidad de que haya que proceder a un refinado posterior. Consiste en una prensa con un tubo de metal en el que se introduce la pulpa de coco. Posteriormente se acciona y se prensa para exprimirla y extraer el aceite de coco.

Extracción con disolventes

En este sistema de obtención de aceite de coco se introduce la pulpa en un barril en el que, a través de una serie de varillas que rompen la pulpa, se aplica un solvente orgánico. De esta forma se extrae el aceite de la pulpa, aunque es necesario un proceso de refinamiento posterior.

Beneficios de usar aceite de coco

Entre los principales beneficios del aceite de coco merece la pena destacar los siguientes:

Pérdida de peso

El aceite de coco, tal y como hemos dicho antes, ayuda a acelerar el metabolismo contribuyendo a que consuma la grasa sobrante en el cuerpo como fuente de energía, lo que favorece su reducción. Esto ayuda a perder peso de forma natural, además de que como alimento tiene un bajo poder calórico y genera una sensación de saciedad muy interesante.

Acción antibacteriana y antifúngica

El aceite de coco contiene ácido láurico, una sustancia que ayuda a eliminar bacterias patógenas nocivas para la salud y causante de infecciones. Además también tiene una acción antifúngica, contra hongos como la Candida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *