Aceite de parafina: origen y propiedades

El aceite de parafina es un hidrocarburo que procede del petróleo y que en la actualidad se usa en diferentes sectores económicos como pueden ser la cosmética, la medicina o la agricultura. También se conoce con el nombre de queroseno o parafina líquida y su uso está ampliamente extendido en multitud de productos a los que tenemos acceso cada día.

Aceite de parafina

Propiedades del aceite de parafina

Algunas de las propiedades más llamativas del aceite de parafina son las siguientes:

  • Inodoro: el aceite de parafina no tiene olor y por tanto es usado para añadirle perfumes o aromas en el mundo de la cosmética.
  • Transparente: el aceite de parafina es un elemento transparente al 100% a pesar de que en su estado sólido pueda parecer que es de color blanquecino.
  • Textura aceitosa: es un producto con un elevado nivel de viscosidad, motivo por el cual se incluye en la categoría de aceites.
  • Sin sabor: el aceite de parafina como ingrediente no ofrece ningún tipo de sabor aunque es apreciado por su textura.

Usos medicinales del aceite de parafina

En el ámbito de la medicina el aceite de parafina es muy utilizado por ser de utilidad como:

  • Relajante: el aceite de parafina cuenta con interesantes propiedades relajantes y por ello es muy utilizado como tratamiento en terapias de contracturas y dolores musculares así como en lesiones y torceduras de menor envergadura.
  • Laxante: el aceite de parafina es usado en la medicina para el tratamiento de diversos problemas intestinales y para combatir afecciones como el color irritable, las hemorroides o en casos de estreñimiento. Para este tipo de usos es posible encontrarlo como suplemento alimenticio en herboristerías y parafarmacias.
  • Vasodilatador: al tratarse de un aceite que emana calor en su estado líquido ayuda a promover la circulación sanguínea en el organismo a través de una potente función vasodilatadora.

Usos cosméticos del aceite de parafina

En el mundo de la cosmética y la belleza el aceite de parafina se suele usar gracias a propiedades como:

  • Hidratación: el aceite de parafina tiene un poder hidratante muy potente y por ello se usa como compuesto en cremas y bálsamos hidratantes para la piel. Concretamente este compuesto es muy utilizado en las cremas para el rostro debido a que actúa con rapidez devolviendo a la piel cualidades como la suavidad o la firmeza.
  • Cuidado de las uñas: el cuidado de las uñas es una de las aplicaciones más comunes del aceite de parafina en el mundo de la cosmética. Esto es así porque al tener unas propiedades hidratantes tan fuertes penetra con facilidad en las uñas eliminando las células muertas y devolviéndoles un aspecto natural y saludable.
  • Acción reparadora: tanto a nivel de manos como de uñas o de cualquier otra zona del cuerpo, el aceite de parafina ha demostrado ser muy beneficioso reparando zonas dañadas y deterioradas por el roce, el trabajo o las condiciones climatológicas adversas.
  • Anti grietas: para pies y manos agrietadas el aceite de parafina es quizás un compuesto indispensable. Está presente en la gran mayoría de cremas hidratantes y reparadoras para cerrar las grietas que aparecen en la piel y que son difíciles de cerrar cuando se está de forma permanente en entornos hostiles para la dermis. Es útil incluso en las grietas más profundas.

Como se puede apreciar, el aceite de parafina tiene un buen número de propiedades y utilidades tanto a nivel medicinal como a nivel cosmético. Esto le ha permitido convertirse en un ingrediente muy necesario en todo tipo de ungüentos, cremas y bálsamos tanto antiinflamatorios como hidratantes. A pesar de su origen artificial es un elemento útil y beneficioso para el organismo.

Aceite de nabina: propiedades y beneficios

El aceite de nabina, o también conocido como aceite de canola o de colza, es un aceite extraído de una planta del género Brassica como es la colza. Esta planta es reconocida por ofrecer un elevado contenido en ácido erúcico, sustancia que en una medida elevada puede resultar tóxica para el organismo de los humanos y seres vivos en general.

aceite de nabina

En cualquier caso el aceite de nabina se obtiene una vez la colza la ha experimentado un proceso de refinado y procesamiento en el que los niveles de toxicidad se reducen al mínimo y por tanto ya no resulta nocivo para la salud, así que se puede consumir con total seguridad.

¿Cómo se obtiene el aceite de nabina?

El aceite de nabina se obtiene gracias a un proceso de elaboración muy distinto de cualquier otro aceite existente en el mercado debido a que cuenta con un procesamiento mucho más intenso.

En primer lugar y una vez extraído y procesado el aceite de las plantas se produce una desodorización del aceite. En este proceso el aceite dañado se elimina y se procede a desodorizar el que está en buen estado para que no quede el mal olor del dañado.

A continuación se expone a altas temperaturas para disminuir la cantidad de grasas polinsaturadas y finaliza con la utilización del disolvente conocido como hexano para lograr extraer finalmente el aceite de nabina útil. En este último proceso se elimina también las grasas trans que tan perjudiciales resultan para la salud cardiovascular.

Propiedades y beneficios del aceite de nabina

El aceite de nabina cuenta con múltiples propiedades tanto a nivel de salud como en su uso en tratamientos cosméticos y de belleza. Algunas de sus propiedades más interesantes son las siguientes:

  • Nivel reducido de grasas saturadas: el aceite de nabina tiene solo entre un 6% y un 8% de grasas saturadas gracias a su elevado procesamiento. Esto le permite tener el porcentaje más bajo entre los aceites existentes en el mercado.
  • Grasas monoinsaturadas: la presencia de grasas monoinsaturadas contribuye a que el consumo de aceite de nabina sea beneficioso tanto para el sistema cardíaco como para el sistema circulatorio.
  • Reduce el colesterol y los triglicéridos: existen estudios que demuestran que el consumo más o menos habitual del aceite de nabina contribuye a reducir los niveles de colesterol en sangre en torno a un 25% y también los triglicéridos.
  • Elevado poder hidratante: el aceite de nabina tiene excelentes propiedades hidratantes especialmente en el rostro y en las partes sensibles del cuerpo.
  • Regeneración capilar: el aceite de nabina tiene propiedades rejuvenecedoras del cabello al activar la circulación sanguínea en los folículos generando un cabello más abundante, saludable y más resistente.
  • Presencia de Omega 3 y 6: al tratarse de un aceite con presencia de ácido erúcico permite un aporte al organismo de ácidos grasos omega 3 y omega 6 tan beneficiosos para el organismo en lugares como el cerebro o el corazón.

Estas son las propiedades más interesantes de este aceite que, aunque a día de hoy sigue siendo un gran desconocido, poco a poco se ha ido ganando un hueco en el mercado. Es muy utilizado y consumido por personas que prefieren aceites vegetales neutros de sabor pero que tengan propiedades beneficiosas para el organismo.

Aunque hace décadas se demonizó este aceite por las intoxicaciones que se produjeron por una contaminación de un aceite de colza, en la actualidad no hay que tener miedo a su consumo puesto que se encuentra perfectamente regulado y los niveles de toxicidad son mínimos gracias a su elaborado proceso de refinamiento.