Aceite de resina: propiedades y usos más interesantes

El conocido como aceite de resina es un tipo de aceite vegetal que destaca porque su elevada composición es, en más de un 70 por ciento, ácidos ricinoleicos que están detrás de las interesantes propiedades del aceite de resina o ricino.

Para obtener este aceite usado desde hace milenios es necesario usar la planta de ricino, una planta con origen en el cuerno de África pero que a día de hoy podemos encontrar en casi todo tipo de climas, pero no soportan los climas con nevadas y heladas frecuentes. Es una planta que resulta tóxica si no se usa adecuadamente, todo lo contrario que su aceite de interesantes propiedades nutritivas.

Propiedades del aceite de resina

Entre las propiedades más destacables del aceite de resina es interesante resaltar la elevada presencia de Omega 9 o ácido ricinoléico, de grandes beneficios para la salud. Además, cuenta con una importante concentración de vitamina E y propiedades antibacterianas y antifúngicas.

También es muy importante reseñar la presencia de tocoferoles, que junto a su textura suave y de fácil absorción lo convierten en un aceite muy interesante para el cuidado de la piel. Otras propiedades, como la capacidad de mejorar la circulación allí donde se aplica o la capacidad de eliminar y absorber toxinas del organismo también resultan muy beneficiosas.

Usos del aceite de resina

Entre los usos más habituales del aceite de resina destacan por su importancia los que se muestran a continuación:

Tratamiento de callosidades

El aceite de resina ha demostrado ser muy útil para eliminar y hacer desaparecer los molestos callos de los pies. Aplicándolo sobre la zona a tratar y cubriéndolo con un apósito en repetidas ocasiones se consigue reducir o eliminar el callo.

Para la artritis

Para aliviar los dolores causados por la artritis a través de masajes y frotaciones con paños.

Hacer desaparecer lunares

Combinado con otros ingredientes como el bicarbonato de sodio, el aceite de resina puede ayudar a hacer desaparecer lunares de la piel. Al igual que con los callos, tan solo hay que aplicar sobre la zona a tratar, cubrir con tiritas y repetir la operación de forma continuada hasta que el lunar se caiga solo.

Tratamientos de pestañas

Está demostrado que aplicar el aceite de resina antes de ir a dormir contribuye a lograr unas pestañas más pobladas y más largas y es quizás uno de sus usos más conocidos. De igual forma se puede usar para fortalecer las cejas y contribuir a su crecimiento y definición.

Tratamientos capilares

Es muy interesante el uso como elemento para nutrir y fortalecer el cabello aportando la hidratación necesaria para aumentar su grosor y su volumen a la vez que contribuye a eliminar la aparición de caspa. Además, se suele usar en casos de alopecia para detener su avance.

Anti ojeras

No son pocas las ocasiones en las que el ritmo de vida que llevamos y la falta de descanso provocan la aparición de ojeras en nuestro rostro. Aplicar una gota de aceite de resina debajo de los ojos y realizar un masaje suave en la zona puede ser determinante para hacerlas desaparecer.

Para uñas débiles

Impregnar las uñas de aceite de resina con la ayuda de un algodón ayuda a fortalecerlas evitando su rotura y dándole un aspecto más saludable. Esto es posible gracias a la presencia de vitamina E, de gran importancia para el cuidado de las uñas.

Como se puede apreciar son muchos los usos que podemos dar al aceite de resina, y es que sus interesantes propiedades lo convierten en el aliado perfecto en multitud de tratamientos diferentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *